martes, 2 de marzo de 2010


Cosito era muy despistado, tanto que tardó semanas en darse cuenta de que cuando salía a pasear a Carroñita le costaba más de lo normal estirar de él.