martes, 2 de marzo de 2010


Cosito era muy despistado, tanto que tardó semanas en darse cuenta de que cuando salía a pasear a Carroñita le costaba más de lo normal estirar de él.

5 comentarios:

Maryam Rosello dijo...

aaaaaarggggg

naike dijo...

me encanta!

tibooooooo!!! dijo...

Salvaje Luis!

Timón dijo...

buaaaaaaaaaah!
acojonante! ups se me ha escapado.
Brutal!

Maryam Rosello dijo...

es que esta muy blanda la mascota...